Translate

jueves, 26 de noviembre de 2015

Cervecería de Juan Schleyer - Chillán

Johann Schleyer Brandt nace el 12 de agosto de 1840, en Süderwisch, Cuxhaven (Groden) en el Norte de Alemania. Sus padres fueron Johann Wilhelm Schleyer Fick y Lucia Christine Brandt Heisohn, quienes lo vieron embarcarse hacía Valparaíso, en la segunda mitad del siglo diecinueve. Como buen visionario, se estableció en Chillán, donde compró a crédito el campo “Los Coligües”. Se dedicó a la agricultura, plantó viñas y llegó a cosechar 800 mil litros anuales de vino que vendía preferentemente en el sur.
Fue propietario de aserraderos y una fábrica de elaboración de maderas, que funcionaban en Freire. Además, fue dueño de extensos fundos en esa región y propietario de la casa comercial “Juan Schleyer y Cia”, fundada en 1864. 
En 1874, con 34 años, se casó con la joven alemana Emma Helmkampff Oelkers, de diecinueve años, hija del banquero y hacendado Kart F. Gustav Helmkampff Karl y Fanny Oelkers.
Su nombre estuvo vinculado con el nacimiento, la historia y el desarrollo de Freire, enamorado total de esta tierra creó la hacienda “Santa Ana” y la transformo en su hogar y empresa personal, además de emprender otras múltiples empresas, estuvo ligado al trazado del ferrocarril y junto con ello donó las tierras para el emplazamiento del pueblo de Freire, donde uno de sus 14 hijos, Carlos Schleyer Helmkampff fue el primer Alcalde de la Comuna.

Publicidad de las empresas de Schleyer, y  Schleyer junto a sus empleados en una feria

Sus inicios como cervecero se remontan a cuando era propietario de una muy poco conocida cervecería en el Puerto de Coronel.  Luego, alrededor de 1870, Juan Schleyer se instaló con su gran fábrica de cerveza en Chillán. Por esos años, junto a la cervecería de H. De Lange y la de Hilper y Quintana, llegaron a producir 490.000 litros anuales, colocando a Chillán casi a la par con la industria cervecera valdiviana.
En 1872, Recaredo Tornero (Chile Ilustrado), describió este establecimiento propiedad de Juan Schleyer, “como tal vez la primera que existe en la república, por su buena maquinaria, y sus grandes bodegas subterráneas y la excelencia de su producto”.
En 1874, el anuario estadístico informaba, que la fuerza motriz de esta industria era generada por un motor a vapor de 2 HP, y una red hidráulica, y describía la fábrica como acaso la más importante de la república, con excepción de la de Valdivia. La fábrica aludida comprendía un edificio de cal y ladrillo de 2 pisos y varias otras oficinas. El informe agregaba, que todo lo producido se vendía dentro del departamento, y muchas veces no puede el fabricante atender los pedidos. En aquel año produjo 391.700 litros.

Juan Schleyer, y las bodegas de guarda de la cervecería

1 comentario:

  1. Gracias por este artículo sobre mi bisabuelo Juan Schleyer Brandt.

    ResponderEliminar